CASO SERVICIO DOMÉSTICO: PERSONAL EN PROBLEMAS
CASO SERVICIO DOMÉSTICO: PERSONAL EN PROBLEMAS

Esta alerta afecta a:

Trabajadoras/es que desempeñan en casas particulares labores de:

  • Limpieza, lavado, planchado, mantenimiento, elaboración y cocción de alimentos.
  • Casero/a.
  • Ama de llaves, Mayordomo, Portera/o, Jardinera/o, Cocinera/o, Mucama, Niñera, Institutriz.
  • Asistencia y cuidado no terapéuticos de personas enfermas, discapacitadas, menores de edad y ancianos. Compañía de personas.
  • Otras actividades típicas del hogar.

¿Qué motivó este caso?

La Ley 26.844 se sancionó hace unos años para proteger a empleadas/os que realicen tareas en casas particulares, sin importar la cantidad de horas diarias o de jornadas semanales que trabajan.

Esta nueva ley implica avances importantes en el camino hacia la igualdad de los derechos. Sin embargo, la informalidad en las contrataciones y los incumplimientos de los Empleadores aún continúan.

Según estadísticas del Ministerio de Trabajo, a fines del año 2017 sólo el 27% de quienes trabajan en casas particulares está debidamente registrado. Por otro lado al Tribunal del Servicio Doméstico ingresaron en promedio por año en los últimos 3 años 1800 demandas y 2700 acuerdos espontáneos.

¿Qué te puede estar pasando?

  • Tu empleador no te tiene registrada/o o en blanco.
  • Te pagan todo “en negro”.
  • Te pagan una parte “en blanco” y una parte “en negro”.
  • Tu empleador no te entrega el recibo de sueldo.
  • Te obligan a pagar monotributo.
  • Te pagan con retrasos.
  • No te pagan la totalidad del sueldo o te lo pagan “en cuotas”.
  • Te pagan por una categoría inferior a la que te corresponde.
  • No te pagan aguinaldo, aumentos, vacaciones.
  • No te realizan los aportes correspondientes.
  • Tu empleador no te cubre una obra social.
  • Tu empleador no te brinda la ropa y elementos de trabajo.
  • No dispones de ART (la ART te protege e indemniza en caso de accidente o enfermedad).
  • Sufriste algún accidente en tu trabajo o viajando al mismo.
  • No te dan las licencias que te corresponden (por enfermedad, maternidad, etc).
  • Tu empleador no acepta los certificados que le presentás por enfermedad o embarazo.
  • Estás trabajando más horas de las correspondientes.
  • No te pagan las horas extras.
  • Te cambiaron las condiciones de trabajo: horario, lugar de trabajo o cualquier otra.
  • Te despidieron sin justa causa o con alguna causa inventada.
  • Te despidieron de palabra y no te enviaron el telegrama de despido.
  • Te despidieron embarazada.
  • Te despidieron mientras estabas enferma/o.
  • Te despidieron porque tu empleador se mudó.
  • Sufrís maltrato laboral, abuso de poder.
  • Estás siendo extorsionada/o por tu empleador.

SOLICITÁ UN ESPECIALISTA

Si tenés problemas con tu Empleador, los Especialistas de nuestra red pueden evaluar tu caso de FORMA GRATUITA.

SOLICITÁ UN ESPECIALISTA AQUÍ.


¿Tuviste problemas con el chat? Avisanos.

Compartilo: